Refrigeración líquida de un motor

La refrigeración de un motor, bien sea de moto, carro o cualquier otro vehículo, se lleva a cabo mediante un sistema, el sistema de refrigeración, el cual es interno y puede ser por aire o por líquido, en este caso agua.

Los motores que se refrigeran por medio de aire están compuestos por unas aletas externas las cuales se encargan de disipar la temperatura y el calor a la atmósfera, y por medio de un ventilador que enfría todo el componente interno del motor.

Los sistemas de refrigeración por líquido funcionan de diferente manera, puesto que no utilizan aire para enfriar el motor sino que utilizan agua.

Es muy importante que un refrigerador, sea cual sea su sistema, este en las condiciones adecuadas para que funcione óptimamente, puesto que si el motor se sobrecalienta por mucho tiempo podría generar un daño irreversible.

Refrigeración por agua de un motor

Consiste en un sistema con un circuito mediado por agua, este se encuentra en un contacto directo con las cámaras de combustión y paredes del motor, este circuito no es para nada completo, de hecho es un poco más eficiente que el de aire, aunque ambos cumplen la misma función.

Este circuido está localizado en la culata y en el interior del bloque, por lo que las piezas están fabricadas se una forma hueca a manera que el liquido refrigerante pueda circular libremente a través de ellas hacia alrededor las cámaras y las paredes.

La regulación por medio del agua puede realizarse mediante un sistema conocido como termosifón o también a través de una circulación forzada por medio de una bomba centrífuga. 

Como funciona: 

El circuito es realmente sencillo, el agua viaja a través de las paredes y la cámara de combustión absorbiendo el calor condensado, transportándolo el agua caliente hacia un depósito en el cual se va a enfriar.

Este depósito refrigerante se encarga únicamente de enfriar el agua, para luego de que la temperatura haya disminuido retornarla hacia el circuito para que vuelva a cumplir la misión antes mencionada, esto se repite una y otra vez, asegurando mantener una temperatura adecuada en el motor.

Evitando que sufra daños por altas temperaturas y se estropeen los elementos que conforman al mismo.

Circulación del agua por termosifón

Este sistema es un poco antiguo, realmente no se utiliza desde hace muchísimo tiempo. El sistema se basa en una diferencia existente entre el peso del agua fría con la caliente.

De tal manera que el agua que se encuentra en contacto con la cámara de combustión y los cilindros, es decir el agua la caliente, está más ligera que el agua fría que se localiza en el radiador.

Refrigeración por líquido

Lo que nosotros llamamos refrigeración con agua, en realidad no es más que el empleo de líquidos diferentes en el sistema de enfriamiento.

Haciendo uso de un elemento que sea diferente al aceite que actúe como principal agente refrigerante. 

Usualmente lo que mayormente se usa es etilenglicol mezclado con agua, eso se hace en proporciones que varían según el clima del ambiente que este en la zona.

Ventajas de la refrigeración por medio de agua

Sin duda la mayor ventaja que posee este circuito es que brinda una regulación excelente de la temperatura interna, además de una homogénea refrigeración de todo el motor, también hace que este sea menos ruidoso y consume menos energía.

Pero como toda ventaja también posee su desventaja, la de este es que genera mayor peso en el motor, el mecanismo del mismo es muchísimo más complejo y requiere mayor gasto de dinero y mantenimiento. 

Comments

Popular posts from this blog

Auditoría de red cableada y estructurada

Conoce la mejor iluminación para baños

Consejo para una puerta segura